No por ser un espacio pequeño se justifica una mala distribución.

Publicado el 13 de mayo de 2023, 2:23

En el artículo, Zonas Fundamentales en una casa habitación, se hizo referencia a las tres zonas principales con las cuales debe contar  cualquier inmueble para lograr un adecuado funcionamiento.

Ahora nos dimos a la tarea de realizar un ejercicio práctico para mostrar cómo se puede potenciar cada metro cuadrado de cualquier departamento o casa, si seguimos los principios que marcan una correcta zonificación de los espacios. 

El caso estudio corresponde a un departamento pequeño de 76.5 m2 el cual se encuentra ubicado en el cuarto piso de un edificio con amplia vista panorámica de la ciudad.

La distribución inicial del departamento consistía en 6 zonas: recibidor, cocina, baño, recamara 1, recamara 2 y sala.

 

En muchas ocasiones, representa todo un reto para los dueños de este tipo de departamentos hacer de sus áreas espacios funcionales, amplios y acogedores, por ello es de suma importancia aplicar los principios de la zonificación, circulación y medidas mínimas funcionales.

En este caso, por la forma en la que se distribuyeron los espacios, el recibidor quedó sin luz natural y estrecho, cuya única visual es directamente la cocina, quedando así estropeado el factor impacto de las excelentes vistas e iluminación natural que deja de recibir esta área del departamento.

La cocina queda de frente a la puerta de entrada, separada del resto del departamento. Esta decisión provoca que se generen pasillos estrechos con flujos de circulación encontrados, achicando así los espacios comedor, sala y cocina. Además, muestra un diseño poco contemporáneo donde el concepto de espacios abiertos e iluminados no impera.

Entrando a un pasillo hacia la derecha (vista en planta),llegamos a la sala, espacio que se encuentra bien iluminado y amplio. Desde la sala accedes al baño, la recámara 1, el comedor y la recámara 2; esta última recámara está abierta completamente a la sala lo cual reduce su funcionalidad como zona privada.

A continuación se presenta la planta del departamento para más detalle:

Como se puede apreciar, la distribución de las áreas desperdicia mucho espacio, provoca circulación encontrada y no tuvo en cuenta la zonificación para acomodar las habitaciones. A pesar de esto, la casa tiene una forma cuadrada que facilita la distribución de sus zonas.

Para su remodelación, se elaboró un Programa de Necesidades donde se detallan los elementos a tener en cuenta para mejorar el funcionamiento, uso y disfrute del departamento.

Programa de necesidades:

entrada:

1-área pequeña y obscura cuya única visual es la cocina; queda desperdiciada una entrada iluminada naturalmente y espaciosa.

cocina:

1-primer espacio que se ve al entrar

2-para ir al comedor se debe pasar a través de la sala.

3-cerrada al salón, lo que provoca que quien esté en ella quede aislado de la zona publica.

baño:

1-es una zona de servicio, por lo que requiere mayor privacidad y este se encuentra ubicado justo en el pasillo principal del departamento.

recámara 2:

1-es una zona privada que se encuentra abierta a la sala y al comedor, esto reduce su funcionalidad como recámara.

2-al no estar separado de la sala y el comedor tiene todo el ventanal que da a la calle que  impide la privacidad adecuada.

Teniendo en cuenta todos estos elementos se hizo una distribución de los espacios y se presenta a continuación:

Basándonos en los requerimientos del Programa de Necesidades, se detalla a continuación todos los cambios efectuados:

1-se eliminó el área de recibidor ; el closet que estaba justo al entrar se movió al pasillo del baño.

2-la cocina se trasladó al área donde estaba en baño y recibidor, esto posibilitó hacerla más amplia e incorporarle una isla con funciones de desayunador.

3-a su vez la cocina y la sala se unificaron quedando un espacio abierto, con suficiente espacio de circulación e iluminación natural. En este caso la cocina además de ser una zona de servicio también pasó a ser parte de zona social por quedar unida con el salón.

4-el baño se trasladó y se ubicó entre las dos recámaras, a su vez quedó un poco más hacia dentro dándole mayor privacidad.

5- la recámara 2 quedó cerrada.

6-ambas recamaras tienen sus dos puertas de entrada orientadas al pasillo del baño y no a la sala lo cual le incrementa su privacidad. 

7-se eliminó el ventanal que llegaba hasta la recámara 2, a esta habitación se le incorporó una ventana más acorde para el espacio y el ventanal se dejó únicamente para uso y disfrute del salón y la cocina.

De esta manera, a partir de una revisión de la funcionalidad, zonificación y medidas mínimas requeridas de los espacios del departamento, pudimos elaborar un programa de  necesidades en el cual nos basamos para la remodelación del local, dejando como resultado un espacio contemporáneo y funcional.

''No por ser pequeño un espacio se justifica una mala distribución''

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios